98% casos de éxito · Consulta gratuita

Una aerolínea deberá indemnizar por daños morales por un retraso

<<Los daños y perjuicios son también reclamables>>

Una juez, según revela Diario de Mallorca, ha reconocido el daño moral sufrido por una familia de Palma que, como consecuencia de un fallo en el transporte aéreo que les impidió embarcar en el avión a la hora prevista, perdió un día de vacaciones.

Esta situación de preocupación que sufrieron estos pasajeros, que veían que el retraso en la salida del avión les impedía coger el vuelo de enlace, tendrá unas consecuencias económicas. La juez María Encarnación González, del juzgado de lo mercantil número 2 de Palma, condena a la compañía aérea a indemnizar a los pasajeros con la cantidad de 3.052 euros, más el pago de las costas de la demanda, en un pleito lo ha llevado a los tribunales el letrado Jordi Hevia, del bufete Cañellas.

Los turistas contrataron un paquete vacacional para pasar unos días de vacaciones en la ciudad norteamericana de Orlando. Antes de atravesar el Atlántico debían viajar de Mallorca a Madrid. Las vacaciones las debían disfrutar en el mes de septiembre del pasado año. Para no tener problemas con el enlace habían contratado un primer vuelo que llegaba a Madrid cuatro horas y media antes de salir hacia Miami. Sin embargo, dicho vuelo sufrió un retraso de cuatro horas y ello motivó que la familia no pudieran enlazar con el siguiente vuelo. La compañía reubicó a los tres pasajeros en un vuelo posterior, que salía al día siguiente.

Los pasajeros aceptaron esta opción que les ofrecían, pero también fue la causa de que perdieran un día de las vacaciones que habían programado, contratado y pagado.

Todo viajero tiene derecho a ser indemnizado cuando la salida del avión supera las tres horas de retraso. Sobre la indemnización económica que exigieron los viajeros por el mal rato que sufrieron al salir tan tarde el primer avión desde Palma, la magistrada que ha estudiado la demanda concluye que esta petición está más que justificada.