¿Vuelo cancelado por coronavirus?

¿Quieres reclamar un vuelo?


Hasta 1.414€


Sin adelantar dinero

Más de 50.000
reclamaciones gestionadas

Viajar con tu mascota en el avión

 

Viajar con tu mascota

Las compañías dedicadas al transporte de personas ya sea por mar, tierra o aire, son cada vez más conscientes de la nueva realidad de las familias españolas donde la mascota es un miembro más y, además de ver la oportunidad de negocio, están adaptando sus instalaciones para darles cabida. Ejemplos de cómo están evolucionando las empresas son algunas navieras como Trasmed que se denomina pet-friendly y que permite escoger ir con, hasta dos perros, en camarote, o hacerlo en la zona de butacas donde la mascota no puede superar los 8 kg, transportín incluido, o hacer uso de las casetas acondicionadas que cuentan con videovigilancia.

En el lado contrario se encuentran las empresas dedicadas al transporte de viajeros por carretera o más conocidos como autobuses que, siguiendo el artículo 11 del Reglamento General de Circulación, no permiten llevar animales de compañía junto a las personas en los autobuses, exceptuando, siempre bajo la responsabilidad y acompañados de sus dueños, los perros de asistencia. El resto deben ir en bodega en su correspondiente transportín.

En el punto medio están las aerolíneas, más acostumbradas a encargarse del transporte de todo tipo de mascotas aunque, a menos que sea de tamaño pequeño, también deben de viajar en la bodega en zonas acondicionadas para alojar los transportines. A pesar de que cada compañía tiene su propia normativa respecto a este tema, hemos recopilado una serie de consejos y normas generales que te serán de utilidad si estás pensando en viajar en avión con tu perro.

Consejos si vas a viajar con tu perro en avión

Aunque tu animal se incluya en esta lista, siempre es recomendable llamar a la compañía con la que vas a viajar para que te confirme expresamente que no hay ningún problema. El siguiente paso que tendremos que seguir es cumplir los siguientes requisitos:

 

1. Confirma que tienes toda la documentación necesaria. Es imprescindible que, además de tener microchip y estar desparasitado (interna y externamente), el perro cuente con un pasaporte que emita el veterinario donde se refleje el registro de todas las vacunas obligatorias, incluida la de la rabia administrada, al menos, 21 días antes de que vayas a volar.

 

2. Asegúrate de que tienes el transportín homologado y con las medidas correctas para viajar con la aerolínea que has elegido que sea confortable para la mascota con buena ventilación y superficies impermeables.

 

3. Comprueba que tu perro tiene el tamaño y el peso apto para poder viajar en cabina o en bodega. Si pesa hasta 8 kilogramos, transportín incluido, puedes llevarlo en cabina, siempre y cuando, hayas hecho las gestiones con suficiente antelación y tu mascota esté dentro del número de perros permitido por vuelo, una cifra que varía de aerolínea en aerolínea.

 

5. Elige horarios y fechas para tu vuelo que no sean muy concurridos, de esa manera te asegurarás que pueda tener una mayor atención por parte del personal.5. No alimentes a tu perro en las horas previas a tomar el vuelo, así evitarás que, por los nervios o mareos, vomite y se ensucie o manche el transportín. Eso sí, no olvides incluir una bandeja de agua para que pueda hidratarse hasta el punto de destino.

Especial atención a los perros braquicéfalos

Bulldogs, boston terriers o grifones de Bruselas son ejemplos de perros braquicéfalos que se caracterizan por tener el hocico corto y chato que no se pueden transportar en la bodega del avión al correr más riesgo de sufrir trastornos respiratorio o golpes de calor por estrés o estar sometidos a altas temperaturas. Esta categoría de perros solo puede ir en cabina, siempre y cuando, cumplan con las condiciones que cada aerolínea tenga referente al transporte en cabina.

En resumen, tanto a las aerolíneas como al resto de medios de transporte públicos les queda un gran camino por delante para adaptar y mejorar el transporte de los miembros más queridos y consentidos de las familias actuales. Sin embargo, cada vez más vemos cómo están buscando incrementar la comodidad y prestaciones de sus viajes, ya sea por negocio o buscando el bienestar de animales, supone una gran noticia para las familias con mascotas viajeras.

Cómo llevar mascotas en la bodega de avión

La cabina del avión está reservada para las mascotas más pequeñas, ya que estamos rodeados de personas que no quieren ser molestadas y tienen derecho a tener un vuelo tranquilo. 

Por lo tanto, las mascotas un poco más grandes tienen que ir en la bodega del avión.

 

La bodega es la “panza” del avión, donde van las maletas. Esta parte se puede regular con temperaturas de entre 0 y 25 grados, así que en caso de que quieras llevar a tu mascota, podrán subir la temperatura para que sea agradable.

 

Ahora bien, ¿qué mascotas podemos llevar en la bodega? Generalmente podremos transportar a perros y gatos a excepción de los considerados como razas peligrosas.

Algunas compañías también tienen regulaciones respecto a los braquicéfalos (como el bulldog francés), ya que tienen dificultades para respirar y son muy sensibles a cambios de temperatura, de manera que no podrían viajar en bodega.

 

Ahora bien, para poder transportar al resto de perros y gatos en bodega, tendremos que cumplir las siguientes condiciones, las cuales pueden variar ligeramente según la compañía aérea:

 

- Tener un transportín hecho de material resistente, con un cierre que ofrezca garantías de que no se abrirá en ningún momento, y que además sea cómodo para la talla del animal y le permita estar de pie en una posición natural.

- Generalmente podrás transportar en un mismo contenedor dos animales adultos, acostumbrados a cohabitar y de hasta 14 kg cada uno, o un máximo de tres animales de menos de 6 meses de la misma camada.

- En total, el peso máximo permitido suele ser de 45Kg (suma del peso de la mascota más el transportín). Si es más grande, tendrás que llevarlo como carga en un avión especializado para mascotas.

 

- Para asegurar la comodidad de la mascota, las compañías aéreas tienen reglas respecto a las escalas. Por ejemplo, el tiempo de tránsito entre los vuelos no debería ser inferior a 90 minutos (por si se pierde) ni superior a 4 horas.

 

Por último, es esencial saber que el personal del aeropuerto necesita estar informado de la recepción de tu mascota. Por ello, normalmente solo aceptarán solicitudes de reserva con un máximo de 48 horas antes de la salida de un vuelo. Una vez que hayas realizado la reserva y hayan aceptado el peso y raza de tu perro o gato, podrás llevarlo al aeropuerto y transportarlo en la bodega sin ningún problema, recogiéndolo posteriormente en la cinta de equipajes.

 

Dónde dejar a tu mascota si te vas de viaje 

 

Si planeas irte de vacaciones sin tu mascota, es importante que encuentres una opción de cuidado que garantice su bienestar y seguridad. Aquí tienes algunos consejos sobre dónde dejar a tu mascota:

Familiar o amigo de confianza: Si tienes un familiar o amigo que esté dispuesto y tenga experiencia cuidando mascotas, esta puede ser la opción perfecta. Asegúrate de que se sientan cómodos al cuidar a tu mascota y que conozcan sus necesidades específicas.

Cuidador profesional: Busca un cuidador profesional, como un cuidador de mascotas o un paseador de perros, que tenga referencias positivas y una sólida experiencia en el cuidado de animales. Puedes encontrar a estos profesionales en aplicaciones y sitios web especializados.

Residencia para mascotas: Si no tienes a alguien cercano disponible, considera una residencia para mascotas. Investiga diferentes opciones en tu área para asegurarte de que ofrecen un ambiente limpio y seguro, y que tienen personal capacitado para cuidar adecuadamente a los animales.

Cuidado en casa: Contrata a un cuidador que se desplace a tu hogar para cuidar de tu mascota. Esto es especialmente útil para animales que se sienten más cómodos en su entorno familiar y pueden evitar el estrés asociado con un cambio de ubicación.

Intercambio de cuidado: Si tienes amigos o conocidos con mascotas, podrían considerar un intercambio de cuidado. Es decir, tú cuidas de sus mascotas mientras ellos están de vacaciones y viceversa.

Aún con todas estas soluciones, hay algunas personas que deciden abandonar a su mascota antes de un viaje.

Para conocer las consecuencias asociadas a este tipo de maltratos, en el siguiente apartado descubriremos las multas que conlleva el abandono de una mascota.

Sanciones por abandonar a una mascota

El Código Penal establece sanciones para aquellos que abandonan animales en condiciones que ponen en peligro su vida o integridad.

Estas personas pueden enfrentar multas que van desde 1 a 6 meses, y en algunos casos, también pueden ser inhabilitadas para trabajar en profesiones o comercios relacionados con animales.

Además de las consecuencias penales, las Comunidades Autónomas también cuentan con sanciones administrativas para abordar el problema. Estas incluyen multas considerables, y en muchos casos, son más altas que las impuestas por la vía penal.

Por ejemplo, en la Región de Murcia, el abandono animal es una infracción muy grave que puede acarrear una multa de hasta 30.000 euros, mientras que en la Comunidad de Madrid, la sanción puede llegar a los 45.000 euros.

El procedimiento para aplicar sanciones comienza cuando se encuentra a un animal abandonado, y se intenta localizar al dueño a través del chip de identificación, que es obligatorio en España. Si el propietario no se presenta dentro del plazo establecido, el animal se considera abandonado y se traslada a centros oficiales.

Como consejo final, lo mejor que podemos hacer si vamos a viajar sin nuestra mascota es dejarla al cuidado de personas responsables. Y si viene con nosotros, tendremos que darle un ambiente óptimo para que viaje con el menor estrés posible.

 

Reclamación de vuelo en 1 minuto


reclamar vuelo



¿Cuánto cuesta reclamar un vuelo?

No tienes que adelantar nada para reclamar tu retraso de vuelo, cancelación, overbooking o equipaje perdido

Adelantamos todos los gastos de tu reclamación de vuelo. Riesgo 0. Si no ganas al reclamar, nosotros tampoco. Descontaremos nuestros honorarios de la indemnización conseguida, si no, nada.

Los honorarios son del 25% + IVA si llegamos a un acuerdo extrajudicial, y 35% + IVA en caso de que se resuelva su reclamación de manera judicial.

Cómo reclamar un vuelo por retraso, cancelación o equipaje perdido


1.Rellena el formulario en 1 min


reclamaciones vuelo

2. Gestionamos tu reclamación


reclamaciones de vuelo

3. Conseguimos de 250 a 1400€


reclamación vuelo

OPINIONES RECLAMACIÓN DE VUELOS

Google Review
4.3/5 Valoración media
Ver opiniones